Queratocono: Qué es y qué debes saber al respecto

Seguimos creando contenidos relacionados con salud visual y con enfermedades para poder explicaros qué es cada cosa, qué síntomas tienen y qué se debe hacer en cada caso. Hoy continuamos con el queratocono, una de las patologías que más os preocupan actualmente.

Qué es el queratocono

Esta patología está dentro de las enfermedades de ectasia corneal. De hecho es la más común de todas ellas, que son enfermedades degenerativas que afectan al ojo provocando adelgazamiento progresivo, debilitamiento y deformación de la córnea.

Los síntomas más habituales del queratocono son la disminución de la visión, la irritación ocular y la excesiva sensibilidad a la luz y, sobre todo, a los deslumbramientos. Además, también provoca visión borrosa, aumento muy repentino y rápido del astigmatismo, etc.

Tratamientos para el queratocono

A priori puede parecer que el queratocono es una enfermedad muy grave, o incluso puede asustar que no sea tratable. Obviamente hay que tener cuidado con todo aquello que tiene que ver son la salud visual, pero tampoco hay que dejarse arrastrar por el alarmismo.

El queratocono se puede tratar de muchas maneras:

  • Lentillas semirrígidas: Es la solución más común, especialmente cuando el queratocono provoca astigmatismo. Con este tipo de lentillas se puede aplanar la córnea y devolver en cierta medida la posición correcta.
  • Gafas o lentes de contacto:  Cuando está comenzando y no afecta en exceso al paciente se puede solucionar mediante este tipo de ayudas.
  • Crosslinking corneal: Es una técnica no invasiva que consiste en aplicar un colirio de vitamina B12 y después aplicar rayos ultravioleta.
  • Anillos intracorneales: Esta operación es reversible y puede necesitar una combinación con otros tratamientos.
  • Operación de transplante de córnea: La última de las opciones, ya que no es reversible y resulta muy invasivo.

Como siempre, El Ótpico de YouTube contestará a todas las preguntas que te puedan surgir al respecto. Deja tus comentarios aquí o en el canal de YouTube. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *