Que enfermedad es la degeneración macular

Qué es la DMAE: Síntomas y tratamiento

Hoy vamos a hablar en concreto de una enfermedad degenerativa que suele afectar a personas con más de 50 años. Y se considera la principal causa de pérdida de visión central y ceguera. Sus siglas son DMAE y significa Degeneración Macular Asociada a la Edad.

Esta enfermedad ocular afecta al área central de la retina llamada mácula. La retina contiene neuronas que transforman las imágenes en corrientes eléctricas y son enviadas al cerebro. Y por tanto, es la responsable de actividades como leer, conducir o ver la tele.

La mácula es la zona de la retina que más se especializa en la visión fina, siendo la encargada de dar una visión clara y nítida. Por tanto, cualquier alteración en esta zona podría poner en juego la pérdida de visión del paciente.

¿Qué es la DMAE?

La DMAE es una enfermedad degenerativa de la mácula, que provoca un desgaste progresivo de las células y del epitelio de la retina.

Se desconocen las causas de la DMAE, aunque se sabe que el principal factor de riesgo es la edad. Aunque pueden existir otras como la genética, la hipertensión, la obesidad y sedentarismo, efectos secundarios de algunos fármacos (antimaláricos o anti-psicóticos) y fumar.

Por otro lado, existen dos tipos de DMAE que debes conocer:

  • DMAE seca: Esta es la que desarrollan el 80 % de pacientes y se caracteriza por producirse una atrofia de la zona macular. Se desarrolla muy lentamente.
  • DMAE húmeda: Esta tiene una evolución más rápida y peor pronóstico, ya que aparecen nuevos vasos sanguíneos debajo de la retina, provocando hemorragias y fluidos. Suele aparecer en personas que han padecido ya una degeneración macular seca.

Síntomas de la DMAE

La enfermedad empieza apareciendo en un ojo, pero puede terminar afectando a los dos. Por eso, muchas veces el paciente no se da cuenta del problema a menos que se tape el ojo sano.

Por tanto, los principales síntomas de esta enfermedad ocular son:

  • Visión de líneas distorsionadas.
  • Visión borrosa.
  • Sombras y manchas en la visión central.
  • Disminución del brillo e intensidad de colores.
  • Dificultades a la hora de leer, ver la tele, conducir o reconocer los rostros de las personas.
  • Alucinaciones con formas geométricas, animales o personas (cuando la enfermedad está avanzada).

Tratamiento

La DMAE es una enfermedad que no se puede prevenir, ya que va de la mano con el envejecimiento. Por tanto, se recomienda seguir una dieta saludable y acudir al oftalmólogo de forma periódica a partir de los 50 años.

En cuanto a los tratamientos que existen, para la DMAE seca se utilizan suplementos vitamínicos (antioxidantes y zinc) que ayudan a ralentizar la progresión de la enfermedad hacia etapas más avanzadas.

Para la DMAE húmeda que es más compleja, se utilizan fármacos que se inyectan directamente en el ojo. Si se diagnostica en una etapa inicial, con este tratamiento se puede disminuir las molestias y recuperar parte de la visión perdida.

Actualmente el 70 % de las personas que se tratan no pierden la visión (después de un año de tratamiento) y en torno al 40 % llegan a alcanzar una visión por encima del 0,5, por lo que ya podrían realizar actividades que antes les resultaba difícil desarrollar con normalidad como leer o conducir.

También existen otros tratamientos muy efectivos como estos:

  • Terapia fotodinámica, donde se inyecta un medicamento en el brazo del paciente, aplicándose un láser frío.
  • Terapia con láser térmico.

Te recomendamos que a partir de los 50, empieces a hacerte pruebas periódicas de agudeza visual y la rejilla de Amsler. Esta es una rejilla de líneas que sirve monitorizar el campo visual de cada persona. En el caso de ver líneas torcidas, esto podría apuntar a esta enfermedad.

¡Déjanos cualquier duda que tengas aquí en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *