fluoresceina como prueba para adaptación de lentes de contacto

¿Qué es la Fluoresceina?

La fluoresceína es una sustancia pulverulenta de color amarillo rojizo que se utiliza para realizar el examen de los vasos sanguíneos del ojo y también en ciertas técnicas odontológicas. 

¿En qué consiste el examen de la fluoresceína?

Para poder realizar el examen se administra esta sustancia con efecto fluorescente en la superficie de ojo. Tras cubrirlo completamente, éste se ilumina con una luz azulada, lo que provoca que el colorante arroje una luz verde. Si existen anomalías en el epitelio de la córnea, esa región se verá coloreada.

De esta manera podemos determinar si hay escarificación o cualquier otro problema en la superficie de la córnea. Además, puede usarse para detectar cuerpos extraños en la superficie del ojo y determinar si hay lesión o infección

¿Qué relación tiene con las lentillas?

La fluoresceína no solo se utiliza para hacer adaptaciones de lentes de contacto rígidas, si no también en el caso de las blandas. Es muy habitual encontrarnos con personas que usan lentillas y no saben si le han hecho esta prueba. La razón es que no todos los ópticos explican que procesos realizan con sus pacientes. Y en los casos más aberrantes, porque no se las han realizado.

Si esta prueba no se realiza no podremos saber si las lentillas pueden provocar algún tipo de daño. Al hablar con el cliente podrá indicarnos si le hacen daño o si le quedan sueltas, pero no podrá saber si le está provocando otro tipo de daños como hipoxia (falta de oxigeno). Es decir, no podremos garantizar al paciente que las lentillas que va a usar son las correctas.

Si eres usuario de lentillas y no te has hecho nunca esta prueba, no esperes más y busca a tu óptico y si eres nuevo en esto, recuerda que es un paso imprescindible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *