Conoces la patología llamada pterigion o carnosisad

Qué es el pterigion y cómo tratarlo

Ya hablamos hace unos días de una solución para protegernos de los dañinos rayos ultravioletas del sol, las lentes fotocromáticas.  Y es que la luz solar es más perjudicial para la salud ocular de lo que imaginamos. De hecho, es motivo del surgimiento de algunas enfermedades oculares; una de la que trataremos hoy aquí es el pterigion. 

Un pterigion es un tumor benigno, un bulto que se inicia en el blanco del ojo y puede llegar hasta la córnea, causando irritación  y provocando algunas alteraciones en la vista. 

Pueden aparecer varios bultos en el ojo, entonces hablamos de pterigiones, y también pueden aparecer en ambos ojos. Y en el momento en que el bulto llega a la pupila, hablamos de un pterigion avanzado, donde el tratamiento ideal es la cirugía.

¿Es lo mismo pterigion que pinguécula?

Aunque se asemejan, son dos conceptos diferentes. La pinguécula es también un bulto benigno en la conjuntiva, pero a diferencia del pterigion no crece sobre la córnea. Es más frecuente en el lado cercano de la nariz.

Causas del pterigion

Uno de los factores de riesgo para desarrollar pterigion es la exposición solar prolongada sin protección adecuada, así como también la sequedad, el polvo, la contaminación y el envejecimiento.

Por eso se dice que las personas que trabajan en contacto con el aire libre, son las más afectadas.

Esta enfermedad la padecen aquellos con edades comprendidas entre los 30 y los 50 años y muy pocas veces se da en niños. 

Síntomas

El paciente con pterigion no siente dolor en el ojo y los síntomas dependerán de lo avanzada que esté la enfermedad. 

En las fases iniciales, el paciente puede notar una especie de tela blanca o amarillenta en el ojo, provocando a veces irritación o molestia.

Pero cuando el pterigion es más avanzado (cuando crece hasta la córnea y se hincha), puede provocar astigmatismo y otros trastornos visuales.

Otros síntomas que pueden aparecer son:

  • Picazón y enrojecimiento
  • Lagrimeo
  • Sensación de cuerpo extraño

Tratamiento

Esta enfermedad debe controlarse porque de lo contrario, podría afectar cada vez más a la visión del paciente.

En caso de que el pterigion sea pequeño, el especialista suele recomendar colirios para la hidratación del ojo, reducir el hinchazón y evitar las molestias.

Pero cuando el pterigion es más grande y afecta al centro del campo visual, sería conveniente la cirugía para extirpar el pterigion. Esta cirugía se realiza con anestesia local, es indolora y se realiza con un autoinjerto de la propia membrana para que no se reproduzca.

Primero, se extirpa el pterigion y luego se realiza el injerto conjuntival en la parte afectada. Por último, se hacen suturas o se utilizan adhesivos, que son como un pegamento biológico.

En algunos casos, en personas mayores, bastará con extraer el pterigion, sin necesidad de hacer el injerto. No obstante, el oftalmólogo es el que recomendará al paciente cuál es la mejor opción.

Después de la operación, en muchos casos será necesario llevar un parche en el ojo uno o dos días para protegerlo. 

Prevención

Es importante que si quieres prevenir la aparición del pterigion en uno o en ambos ojos, te protejas de los rayos ultravioletas con unas gafas de sol adecuadas.

Esta enfermedad es habitual que aparezca en regiones tropicales o de montañas. Por eso, se recomienda utilizar gafas de sol y sombrero cuando vayas a estos lugares.

Por otra parte, si un paciente ya ha padecido alguna vez un pterigion, es de vital importancia que acuda a las revisiones pertinentes y así comprobar que el pterigion no ha reaparecido.

¿Te han quedado algunas dudas sobre esta enfermedad visual tan molesta en ocasiones? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *