¿Cómo afecta a nuestros ojos dormir con lentillas?

Estamos seguros de que en muchas ocasiones sin intención de querer hacerlo, te ha pasado esto: te has vuelto a quedar dormido viendo esa peli del sábado y te has ido a la cama con las lentillas puestas. Es normal, cualquiera que use lentillas alguna vez ha tenido este despiste. El problema es que no le damos la importancia que realmente tiene.

De hecho, son muchos los riesgos que existen si no te quitas las lentillas después de una larga noche. Así que dada la importancia que tiene esto para la salud de nuestros ojos, hemos decidido dedicarle hoy un espacio a cómo resolver este problema tan común. 

Síntomas de dormir con lentillas

Si duermes con lentes de contacto, notarás que se secan y sentirás molestias. Y los síntomas más comunes son: 

  • Enrojecimiento.
  • Irritación o escozor.
  • Picor.
  • Sequedad alta.

En situaciones más graves, incluso podría provocar conjuntivitis o alguna infección en la córnea.

Por qué no es bueno dormir con lentillas

Curiosamente, la córnea recibe la mayor parte del oxígeno del aire, lo que significa que cuando utilizamos lentillas, limitamos esa entrada de oxígeno.  Por eso, se aconseja no llevar las lentillas más de 8 horas, aunque algunos las lleven más de la cuenta porque no sientan ninguna molestia. Sin embargo, esto es un error y es aconsejable que cuando pase el tiempo recomendado, se retiren las lentillas.

Como decíamos, al tener los párpados cerrados cuando duermes, estos reciben menos oxígeno. Y si a esto le añadimos tener puestas las lentillas, la situación se agrava un poco más. No pasa nada de oxígeno del aire y el ojo tiene que tomarlo del humor acuoso que hay en el interior de nuestro ojo. Esto provoca un edema corneal mayor del habitual y además, y esto es lo más importante, la lentilla se deshidrata, se pega mucho a la cornea aumentando la probabilidad de la aparición de infecciones. 

Además, si has estado todo el día con las lentillas, estas han estado en contacto con la contaminación, el polvo y microorganismos. Y al irte a dormir con ellas puestas, esto empeora la situación, pues las bacterias pueden campar a sus anchas.

Los síntomas y las consecuencias no son iguales para todos, dependerá de:

  • El uso que tengan.
  • Si son duras o blandas.
  • Si te has tocado y frotado los ojos.
  • Las horas con las que hayas dormido con las lentillas.

Cómo actuar ante este problema

Ante este problema, la solución es aplicar un hidratante en los ojos. Así que aplícate lágrima artificial para reponer la hidratación y hazlo también justo después de quitarte las lentillas para acabar con la deshidratación e intenta no volver a usar lentillas hasta que no te recuperes del todo.

Si después de unas horas de quitarte las lentillas, sigues con picores, irritación y malestar, debes acudir a un especialista para que te evalúe y te mande el tratamiento adecuado. 

Tips extra

Ya hemos visto qué consecuencias acarrean las lentillas si pasamos muchas horas con ellas puestas y más si nos quedamos dormidos con ellas.  Por tanto, te aconsejamos que interiorices bien estos consejos si quieres evitar graves problemas en tus ojos:

  • Si eres despistado, ponte una alarma o un pos-it cerca cuando vayas a irte a la cama.
  • Ponte lentillas solo cuando las necesites. Para estar en casa, conducir o realizar otras actividades, utiliza gafas siempre que puedas.
  • Si vas a salir por la noche, intenta por el día utilizar gafas. Así dejas al ojo oxigenarse y descansar.
  • Si tus ojos ya no aguantan las lentillas y las gafas te resultan incómodas, existe la opción de la técnica de ortoquertología, ya la conoces por nuestro blog y nuestro canal en youTube. ¡Consúltalo y no lo dejes pasar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *