la uveitis es la inflamacion de la capa media del ojo

Qué es la uveítis: Síntomas, causas y tratamientos

Otra de las enfermedades visuales graves de las que poco se habla es la uveítis. Se trata de una inflamación ocular de la úvea (membrana que envuelve el interior del ojo) y que a la vez puede afectar a la córnea, la retina, la esclera y otras partes cercanas. 

Y es que la úvea (la capa media entre la esclera y la retina) comprende muchos vasos sanguíneos que alimentan a la retina. Por esta razón, cuando esta se inflama puede afectar a esas partes importantes del ojo.

La uveítis grave puede incluso poner en riesgo la pérdida permanente de la visión. Por eso, un diagnóstico y tratamiento temprano puede ser esencial para evitar complicaciones.

En líneas generales, esta afección afecta a personas con edades de entre 20 y 50 años, aunque también hay probabilidad de que los niños la contraigan. 

Síntomas de la uveítis

Puede aparecer de repente o de forma gradual y puede afectar a un ojo o a los dos. Los síntomas más comunes de la uveítis son:

  • Visión borrosa.
  • Ojos rojos.
  • Molestias y dolor en el ojo.
  • Moscas volantes (puntos oscuros que flotan en el campo visual).
  • Sensibilidad a la luz brillante.

Tipos de uveítis

El ojo tiene diferentes capas de tejido: la esclera (la capa blanca del ojo), la retina (la responsable de visualizar las imágenes) y la úvea (la capa media entre la esclera y la retina). En concreto, la úvea es la que suministra flujos sanguíneos a la retina. Y por tanto, el tipo de uveítis que tengas dependerá de la parte del ojo que tengas inflamada.

Existen diferentes tipos de uveítis, dependiendo de las partes del ojo que estén inflamadas:

  • Uveítis anterior:También llamada iritis porque afecta al iris, donde se inflama la parte frontal del ojo. 
  • Uveítis intermedia:O ciclitis porque afecta al cuerpo ciliar.
  • Uveítis posterior: Conocida también como coroiditis y retinitis, afectando a la parte posterior del ojo. 
  • Panuveítis:Cuando todas las capas de la úveas están inflamadas.

Causas de la enfermedad

En muchas situaciones, las causas se desconocen, pero la uveítis puede ser provocada por lo siguiente:

  • Trastornos autoinmunitarios (sarcoidosis o espondilitis anquilosante).
  • Trastorno inflamatorio (Crohn o colitis ulcerosa).
  • Infecciones (toxoplasmosis).
  • Enfermedades asociadas al SIDA, psoriasis, sífilis, toxoplasmosis, colitis ulcerosa, histoplasmosis, tuberculosis, etc. 

Tratamientos: medicamentos y cirugía

Si la uveítis se produce por un trastorno conocido, el tratamiento se enfocará a ese trastorno y en reducir la inflamación. 

La primera opción son los medicamentos, que dependiendo del trastorno, tendrá una función u otra: reducir la inflamación, combatir un virus o destruir células. En el caso de la inflamación, el especialista puede recetar antiinflamatorios, pastillas o inyección con corticoesteroides.

Si la uveítis se produce por un virus o infección, el tratamiento que normalmente se sigue son antibióticos. Por último, si la uveitis es más grave y no responde al tratamiento anterior, se recomendarán inmunosupresores o citotóxicos. 

Para acabar con la uveítis, la cirugía no es lo normal, pero puede ser eficaz para evitar complicaciones como las cataratas o el glaucoma, el desprendimiento de la retina o el edema macular.

La cirugía es apropiada para aquellos que sufren una uveítis posterior grave y consiste en colocar en el ojo un dispositivo que desprende medicamento lentamente e incesante.  Este dispositivo libera en el ojo un corticoesteroide durante 2-3 años.

Por último, señalar que la coroiditis (la uveitis que afecta a la parte posterior del ojo) tarda más en curarse que a iritis (la parte frontal). Y por desgracia, esta enfermedad puede volver a aparecer.

¿Tienes más dudas sobre esta enfermedad visual? ¡Deja aquí tus comentarios!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *