Imagen post nano gotas

Nano gotas para la miopía

Hoy hablamos de uno de los temas de actualidad respecto a la miopía, y estas son las nano gotas que han desarrollado los investigadores del Instituto de Nanotecnología y Materiales Avanzados (BINA). ¿Has oído hablar sobre ellas?

Nano gotas para la miopía: Nano-Drops

Se trata de un descubrimiento que tiene el potencial de proporcionar una nueva alternativa a las gafas, a las lentes de contacto, e incluso a la cirugía láser.

Han sido desarrolladas por el Dr. David Smadja (Oftalmólogo del Centro Médico Shaare Zedek), el Prof. Zeev Zalevsky, de la Facultad de Ingeniería Kofkin de Bar-Ilan, y el Prof. Jean-Paul Moshe Lellouche, Jefe de Departamento de Química de Bar-Ilan. Y están patentadas a través de la empresa Birad-Research & Development Company, comercializadora de la Universidad de Bar-Ilan. Se trata del primer paso para poder poner esta tecnología en manos de los usuarios cuando esté lista.

Cómo funcionan las nano gotas

Las nano-drops logran su efecto óptico y corrección de la graduación modificando localmente el índice de refracción corneal. ¿Y cómo ocurre esto?

  • Los pacientes deben medir su refracción a través de sus teléfonos inteligentes. Esto ya se puede conseguir con algunas aplicaciones móviles.
  • Además, con una app indicada para ello, necesitarán un dispositivo láser conectado al smartphone que enviará pulsos al ojo en periodos de milisegundos para grabar una forma superficial en la córnea para ayudar a corregir la refracción.
  • Durante la tercera y última etapa, las Nano-Drops, formadas por proteínas, se ponen en el ojo y activan la forma, corrigiendo así la visión de los pacientes.

La tecnología, a diferencia de las actuales operaciones con láser que corrigen la visión, no elimina el tejido y por lo tanto no es invasiva, y se adapta a la mayoría de los ojos, ampliando el alcance de los pacientes que pueden corregir su visión. Esta tecnología por el contrario es más bien un pequeño dispositivo láser que puede conectarse a un teléfono inteligente y estampar el patrón óptico en el epitelio corneal colocando numerosos pulsos adyacentes de una manera muy rápida e indolora. Las pequeñas manchas corneales creadas por el láser permiten que las nanopartículas sintéticas y biocompatibles entren y modifiquen localmente la potencia óptica del ojo en la corrección deseada.

Según los investigadores han logrado corregir de manera eficiente hasta 3 dioptrías de miopía, algo que me parece un absoluto logro, pero lamentablemente por ahora solo han conseguido mantener ese cambio durante apenas un par de horas.

En el futuro, esta tecnología puede permitir a los pacientes corregir su visión en la comodidad de su hogar. Para lograr esto, abrirían una aplicación en su teléfono inteligente para medir su visión, conectarían el dispositivo láser para estampar el patrón óptico en la corrección deseada y luego aplicarían las Nano-Drops para activar el patrón y proporcionar la corrección deseada.

Conclusión

Es un buen proyecto que, claramente, está sentando las bases de la tecnología que está por llegar en cuanto a óptica. Sin embargo, no hay que olvidar que los resultados conseguidos hasta ahora solo han sido pasajeros y que el hecho de que los usuarios deban graduarse mediante una app móvil pone en peligro la salud de los mismos.

Es un comienzo, y estamos seguros de que pronto veremos nuevas aportaciones igual de sorprendentes, pero aún queda mucho camino por recorrer antes de que un avance así sea seguro para utilizarlo por usuarios en sus hogares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *