¡Hola a todos! Hoy quiero hablaros de algo muy serio como es una patología ocular. Las personas que sufren esta enfermedad en concreto ven muy deteriorada su visión en estadíos avanzados y por ahora no se ha descubierto una cura aunque si que existen métodos para frenar su avance o paliar sus efectos.

Es una patología de la retina (parte interna y posterior del ojo que se encarga de captar las imágenes) que padecen las personas con diabetes.

Por eso, este artículo va dirigido a todas aquellas personas que tengan diabetes y aun no hayan tenido problemas en su visión o personas que tengan conocidos con diabetes sea del tipo que sea.

En primer lugar decir que yo tengo un gran amigo con diabetes desde pequeño y tengo una tía también con esta enfermedad. Desde el punto de vista de mi profesión le doy mucha importancia a los ojos y he querido hacerles saber lo importante que es cuidarse, para la salud en general y para la salud visual en concreto. Dicho esto vamos a ver las 10 cosas que debes saber sobre la retinopatía diabética:

#1 ¿Qué es la retinopatía diabética?

Es una patología de la retina asociada a gente con diabetes. Es debe a que los vasos sanguíneos del ojo, que son extremadamente finos, no están adaptados para que la sangre fluya con una densidad elevada. Esto es precisamente lo que ocurre cuando a un diabético le sube el azúcar. Su sangre se hace más densa y es más difícil que fluya por sitios tan finos. Muchas veces, estos vasos sanguíneos pueden hincharse y dejar escapar liquido o taponarse.

#2 ¿Porqué ocurre la retinopatía diabética?

Encontramos en muchos casos que esta enfermedad está muy relacionada, por supuesto con los altos niveles de azúcar en sangre pero también, con el colesterol y la hipertensión arterial. Las personas diagnosticadas de diabetes hace tiempo pueden desarrollar la enfermedad. Un dato importante es que el 50% de los pacientes diagnosticados de retinopatía diabética desde hace 15 años o más tienen vasos sanguíneos dañados en sus ojos.

#3 ¿Qué personas deben tener más cuidado?

Embarazadas y personas hipertensas. Si juntamos estas condiciones a la diabetes el riesgo de retinopatía diabética aumenta considerablemente.

#4 ¿Qué síntomas debo ver?

Lo malo de esta patología es que es asintomática en fases iniciales y puede pasar desapercibida durante bastante tiempo. La mejor manera de quedarnos tranquilos es acudir a una clínica y someternos a un examen de fondo de ojo completo. Donde si nos encontraremos con síntomas será en fases avanzadas de la enfermedad. Estos síntomas pueden ser: visión borrosa y perdida de visión de manera progresiva, puntos negros en el campo visual, miodesopsias (moscas volantes -“cositas que se mueven cuando intentamos verlas”-) y dificultad para ver por la noche o con poca luz.

#5 ¿Me puedo quedar ciego a causa de la retinopatía diabética?

La manera de evitar todo mal mayor es hacerse un examen ocular periódico. Cuanto mayor seamos cada menos tiempo deberá ser la revisión. Parece algo muy drástico pero la visión perdida no la recuperaremos nunca. Fijaos si es importante hacer las cosas bien.

#6 ¿Hay enfermedades relacionadas con la retinopatía diabética?

La respuesta es SI. No los provoca la patología como tal si no que los provoca la diabetes. Por eso si tienes diabetes debes revisarte porque además de la enfermedad de la que hablamos hoy aquí existe riesgo de tener también catarata o glaucoma (las comentaremos más a fondo en otros artículos), además de otras patologías que si no se tratan a tiempo pueden provocar ceguera permanente.

#7 ¿Cuál es la edad a la que aparecen los síntomas?

No existe una edad a la que aparezcan síntomas. Puede ser en cualquier momento. Si bien es cierto que en diabéticos tipo 1, como su patología comienza antes (niñez o adolescencia), también la patología puede empezar antes.

#8 ¿Cómo la detecta?

Como he comentado antes, hay una prueba llamada fondo de ojo en la que debemos dilatar la pupila del paciente gracias a lo cual se puede examinar la retina con todo detalle. No es una prueba dolorosa.

#9 ¿Existen tratamientos?

A día de hoy los avances son numerosos y podemos encontrar tratamientos eficaces y seguros aunque, si bien es cierto, aún no hay un tratamiento que frene por completo la patología, solamente se ralentiza. La retinopatía diabética no proliferativa (menos grave) puede no necesitar tratamiento, aunque si un control exhaustivo. La patología en su forma más aguda deberá tratarse con fármacos y en algunos casos con cirugía laser para adherir de nuevo la retina que se haya podido despegar de su capa más interna.

#10 ¿Cómo prevengo la retinopatía diabética?

Aunque es fácil decirlo pero muy difícil hacerlo sobre todo cuando eres joven y crees que eres invencible es muy importante llevar un riguroso control de la glucemia. Además deberemos llevar un control continuado de la presión arterial y del colesterol, sobre todo la gente más sedentaria o gente mayor. El tabaco también es un factor de riesgo, así que paso numero 1 dejar de fumar

Podemos conocer el estado de nuestra retina con un examen visual conocido como fondo de ojo. Es importante hacerlo con cierta periodicidad.

Como véis, es un patología muy importante y que le ocurre a mucha gente debido a que cada día existen más diabéticos. Se está avanzando mucho en este campo y seguro que podremos escribir algún artículo con la ultimas novedades en este ámbito. Estoy seguro que muy pronto veremos tratamientos contra la diabetes. La retinopatía diabética es una patología grave e importante, pero no olvidemos que si se encuentra un tratamiento eficaz contra la diabetes habremos eliminado varios problemas de golpe. Y los avances van por buen camino, estoy seguro.

Gracias por leer este artículo, si crees que puede interesarle a alguien más compártelo. Recuerda que puedes mandarnos tus dudas a la sección ¡PREGUNTA! y que puedes seguirnos en las redes sociales como Facebook, Twitter o Google+ para enterarte de nuestros últimos artículos antes que nadie

Gracias por leer mi blog 😉

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.