Un problema habitual y recurrente en muchas personas son los ojos rojos, ya hablamos de las causas más frecuentes. Cuando encuentres tus ojos más rojos y fatigados de lo habitual puedes:

  1. Ir al médico si además de ojos rojos sientes dolor o llevas con los ojos rojos más de 2 días y ves que no hay mejoría
  2. Si no hay dolor o no llevas más de dos días con los ojos rojos entonces podrás realizar pequeños remedios para mejorar la estética y el cansancio de tus ojos.

Cuidados diarios

Trata de descansar los ojos si los tienes rojos por fatiga o tensión ocular. No se requiere ningún otro tratamiento

Mantén tus ojos hidratados si sueles permanecer en ambientes un poco adversos, como pueden ser ambientes secos o polvorientos

Cuándo contactar a un profesional médico

Acude a urgencias si:

  • Tiene los ojos rojos después de una lesión penetrante
  • Te duele la cabeza y además tienes visión borrosa o confusión
  • Estás viendo halos alrededor de las luces
  • Tienes náuseas y vómitos

Pide cita con tu médico si:

  • Los ojos permanecen rojos por más de dos días sin presentar dolor
  • Presentan dolor leve o cambios en la visión
  • Crees que puedes tener un objeto extraño en el ojo
  • Notas que últimamente eres muy sensible a la luz (fotofobia)
  • Si descubres, sobre todo al levantarte, que tienes una secreción amarilla o verdosa en uno o ambos ojos

El médico te hará una serie de preguntas con el fin de crear una historia clínica. Preguntas como:

  • ¿Están ambos ojos afectados o sólo uno?
  • ¿Usas lentes de contacto?
  • ¿El enrojecimiento apareció súbitamente?
  • ¿Había tenido enrojecimiento de los ojos antes?
  • ¿Tiene dolor en los ojos? ¿Empeora con el movimiento de los ojos?
  • ¿Tiene secreción, ardor o picazón en el ojo?
  • ¿Tiene otros síntomas como náuseas, vómitos o dolor de cabeza?

El médico realizará las acciones que estime convenientes, como por ejemplo extraer cualquier cuerpo extraño o lavar tus ojos con suero fisiológico y si es necesario te hará una prescripción de medicamentos para aliviar tus síntomas y neutralizar la patología que puedas tener, como pudiera ser una conjuntivitis.

La gran parte de casos se solucionan con fármacos en colirio, pero también existen cremas o pomadas, apósitos…

Si tienes los ojos rojos y te duelen, no los frotes y procura no tocar nada después de tocarlos

Lávate las manos. Si tienes una patología que pueda transmitirse por contacto y tocas algún objeto común después de tocarte los ojos, la próxima persona que toque ese objeto puede contagiarse también.

Remedios para aliviar los ojos rojos

  • Compresas húmedas y frescas sobre los párpados cerrados pueden aliviar algunas de las molestias que provocan los ojos rojos. Utiliza una gasa, mójala en agua fresca , escúrrelo y colócatelo encima del párpado. Mejor no utilizar la misma gasa en ambos ojos, puede que un ojo este contagiado de una conjuntivitis y el otro ojo no, utilizar la misma gasa aumentaría las posibilidades de infección del ojo sano.
  • Colirios lubricantes para los que no hace falta prescripción médica, ve a la farmacia y compra lágrimas artificiales que también pueden proporcionar un alivio a los síntomas de conjuntivitis. Otro pequeño truco es meter las gotas artificiales en la nevera para aumentar la sensación de frescor.
  • No usar fármacos vasoconstrictores ya que son adictivos y enmascaran el problema porque disminuyen el grosor de los vasos sanguíneos y ocultan el ojo rojo.
  • Deja descansar tus ojos de manera natural. Si estás muchas horas frente al ordenador, intenta tomarte 5-10 minutos cada ora u hora y media. Después de comer tomate 20 minutos con los ojos cerrados, ¡aprovecha y échate una siesta!
  • Cuando tienes la vista pesada e hinchazón en los párpados debido a una mala noche, podrás aliviar esa inflamación alternando compresas húmedas frías con compresas tibias. Cuando el fresco entra en contacto con tu piel genera una pequeña vasoconstricción que anula la hinchazón y aplicar una toallita tibia después, devuelve los vasos sanguíneos a su dilatación habitual generando de nuevo una circulación sanguínea correcta con una piel más tersa que antes y menos sensación de fatiga.
  • Un remedio muy sencillo. Prepara una infusión con unas hojitas de hamamelis, deja reposar la infusión y empapa una gasa en el líquido. Aplícalo sobre tus ojos durante uno o dos minutos.
  • Un remedio que no conoce mucha gente es el agua de Eufrasia. Una infusión con esta planta alivia muchos males oculares. No me preguntéis porque funciona tan bien, pero debe tener propiedades excelentes para el ojo y sus estructuras.

Estos remedios no te quitan apenas tiempo y no pueden empeorar el estado de tus ojos en ningún caso, asi que si estás cansad@ de ver tus ojos rojos, pruébalos. No pierdes nada 😀

Un saludo a todos y espero veros en el próximo artículo

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.