Viajar con lentillas es algo accesible si sabes cómo debes actuar.

Ya sea frente a la Torre Eiffel, el Empire State o el Taj Mahal, nada mejor que unas lentes de contacto para apreciar las vistas en todo su esplendor.

Por eso, si tienes en cuenta nuestras recomendaciones, seguirás disfrutando de una visión perfecta a kilómetros de casa:

  • No olvides guardar unas lentes de repuesto en la maleta. Si usas lentillas diarias, recuerda que debes llevar un par por día.
  • Lleva tus propios líquidos de mantenimiento, porque puede que no encuentres los mismos en el lugar de destino. Aunque con las lentes de contacto diarias te ahorras este paso 😉
  • Aunque te plantees viajar con lentillas, compagina el uso de lentes de contacto con el de gafas.
  • Nunca uses agua del grifo para limpiar las lentillas.
  • Protege tus ojos con gafas de sol si el clima es muy seco o extremo y, por supuesto, no te pongas las lentes si tienes síntomas de enrojecimiento, picor, etc.

En el avión

  • Quítate las lentes antes del vuelo. El ambiente dentro de la cabina resulta muy seco y suele provocar síntomas de incomodidad. Además, es muy probable que te quedes dormido con ellas puestas. Si aun así quieres utilizarlas, pregunta a tu óptico-optometrista acerca del uso de gotas humectantes.
  • Lleva contigo el portalentes y los líquidos de mantenimiento, por si acaso tus maletas se pierden o retrasan. Recuerda que en cabina los envases no pueden superar los 100 ml de capacidad. Tenemos soluciones únicas específicas para este uso.
  • El entorno presurizado de la cabina puede hacer que los portalentes o los botes de soluciones sufran pequeñas fugas, por lo que es recomendable llevarlos en bolsitas con un cierre hermético o tipo zip.

LENTILLAS VIAJAR

Por último, te recomendamos que valores junto con tu óptico-optometrista la posibilidad de utilizar desechables diarias. Esta modalidad te permite estrenar lentes nuevas cada mañana y olvidarte de las soluciones, algo que resulta especialmente útil cuando viajas a sitios en los que pueden no cumplirse las condiciones óptimas de higiene.

Hasta la vista y, ¡bon voyage! 😉

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.