Lupas, ¿qué son en realidad?

Seguro que has visto alguna lupa en tu vida. De hecho, seguro que has visto más de una. Las lupas son objetos relativamente cotidianos que todos hemos utilizado pero en los que no solemos pensar.

Más allá de saber que sirven para ver mejor algún objeto, un texto o cualquier otra cosa ante las que lo pongas, ¿entiendes bien qué ocurre cuando utilizas una lupa?

Desde cuándo existen las lupas

En el año 1250 Roger Bacon inventó la lupa tal y como la conocemos actualmente. Lo consiguió a base de tallar diferentes lentes en forma de lenteja (forma convergente) y montarlas más tarde en armazones. Antes de este invento ya existían algunas aproximaciones. De hecho, en el año 1021 ya se nombraba un artilugio similar en el “Libro sobre óptica”.

Este invento fue utilizado en primera instancia por relojeros y joyeros, ya que les ayudaba a desarrollar su trabajo con precisión y suma delicadeza. Poco a poco este invento se fue utilizando en diferentes trabajos de artesanía o mercadería, hasta popularizarse por completo.

Cómo funciona una lupa

Cuando necesitas ver algo de manera ampliada utilizas una lupa. La enfrentas a ese objeto que quieres ver mejor, o la utilizas para leer un texto. Con este simple objeto consigues que lo que antes te costaba ver ahora aparezca más grande. ¿Por qué?

Pues hay que explicar primero un concepto básico de nuestra visión. Nosotros podemos ver los objetos más o menos grandes gracias al ángulo que el objeto que estemos mirando subtiende en nuestra retina. Los objetos cercanos ocupan mayor espacio en nuestra retina y por eso los vemos más grandes. Si esos mismos objetos los separamos, ocupan un lugar menor y por eso los vemos más pequeños.

Lo que hace la lupa es, precisamente, aumentar el ángulo que te acabo de comentar. ¿Adivinas cómo? Tal y como te he comentado antes, las lupas son lentes con convergentes y estas son capaces de generar una imagen aumentada del objeto que estás mirando. Es cierto que el objeto tiene que estar situado en un punto concreto, pero eso es fácil haciendo pruebas 🙂

Y esto se consigue gracias a que la forma y el indice del material de la lupa son capaces de curvar la luz. Cuando esta atraviesa la lente convexa con la que se forma la lupa la luz se curva y ofrece una imagen ampliada. Puedes completar información en esta fisicalab.

Por supuesto que las lupas han evolucionado mucho desde que Roger Bacon las inventara. Ahora se lleva lo digital, porque puedes cambiar el tipo de contraste y puedes aumentar todo lo que quieras el texto sin mover la lupa de su sitio, algo ideal para no perderte en tu lectura. Mira la lupa que hemos elegido para ti ➡️ 

¿Quieres entenderlo bien? Echa un vistazo al vídeo de esta semana

¡Gracias por seguir ahí una semana más!

El Óptico de Youtube

El Óptico de Youtube

Te trae el mejor contenido relacionado con la salud de tus ojos, no olvides suscribirte a la newsletter en la que podrás recibir información que desconoces sobre el mundo de la visión y seguirme en instagram, es aquí ⬇️ donde más activo estoy

INSTAGRAM

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.