tabaco y vision

Cómo fumar maltrata tus ojos

Las enfermedades pulmonares y de nuestro sistema cardiovascular son las primeras en las que pensamos si nos preguntan por problemas asociados con el tabaco, pero no son los únicos. De hecho, hay unos órganos que sufren mucho y cuyo deterioro suele pasar desapercibido, y es que fumar maltrata tus ojos.

Fumar maltrata tus ojos

El Royal National Institute of Blind People, algo así como la ONCE aquí en España, afirma que fumar maltrata tus ojos y es más, los fumadores son dos veces más propensos a perder su visión que los no fumadores. El motivo es que el humo del tabaco puede producir o empeorar algunas enfermedades oculares.

El humo del tabaco va a empeorar enfermedades que ya tengamos, pero además, puede PRODUCIR enfermedades nuevas.

El humo contiene químicos tóxicos que dañan e irritan los ojos de los fumadores activos y pasivos. ¿Sabías cuantos químicos contiene el tabaco? En la hoja seca de la planta del tabaco se han identificado más de cuatro mil sustancias químicas, de estas, unas 200 son venenosas y 40 potencialmente cancerígenas. La más conocida es la nicotina, para la que se han descubierto unos receptores en los vasos sanguíneos y, debido a esto, es la más perjudicial.

Pero no podemos olvidar los alquitranes, que causan manchas negras y no dejan realizar bien las funciones celulares a los diferentes órganos. Todos estos están en contacto más o menos directo con el tabaco, su humo o sus sustancias y, como consecuencia, tarde o temprano acabarán desarrollando procesos neoplásicos.

Dolencias oculares que provienen del tabaco

Síndrome del ojo seco

Fumar tabaco es un irritante ocular conocido y empeora la sequedad del ojo, aun entre fumadores pasivos, en particular en el caso de los usuarios de lentes de contacto. El síndrome de ojo seco es una molestia que se manifiesta con picor y aspereza con el movimiento del párpado sobre el ojo, es como si tuviéramos una partícula extraña así a grandes rasgos. El humo del tabaco provoca un desequilibrio osmótico de la lágrima.

El ojo se enrojece y la visión se vuelve menos nítida porque la lágrima es más inestable y se rompe fácilmente. Si el problema es prolongado se pueden provocar incluso cicatrices en la córnea. Las personas que fuman tienen casi el doble de probabilidades de tener sequedad ocular.

Cataratas

Las cataratas son una de las causas principales de la ceguera en el mundo. Metales pasados como el plomo y el cobre que se encuentran en los humos del tabaco se pueden depositar en el cristalino y generar cataratas, que nublan la visión y hacen ver los colores opacos, desteñidos y amarillentos.

Para resolver las cataratas es necesaria la cirugía de catarata para poder extraer el cristalino e introducir una LIO.

Los fumadores aumentan significativamente su riesgo de desarrollar cataratas en comparación a los no fumadores. De hecho, estudios demuestran que las personas que fuman duplican las probabilidades de formación de cataratas, y el riesgo sigue aumentando cuanto más fumen.

Retinopatía diabética

Fumar puede empeorar los problemas de visión relacionados con la diabetes, porque daña los vasos sanguíneos de la retina. Esto provoca visión borrosa y distorsionada, y en casos más graves puede provocar hasta ceguera.

Degeneración macular asociada con la edad

Los fumadores tienen tres veces más probabilidades de desarrollar esta dolencia, que afecta a la visión central por ejemplo leer o conducir son actividades de visión central y además reduce la capacidad para distinguir detalles pequeños. No tiene cura.

Neuropatía óptica

Esta patología está muy relacionada con lo que decía en la retinopatía diabética, porque influye directamente en la circulación sanguínea. Los fumadores son 16 veces más propensos que los no fumadores de experimentar la pérdida súbita de visión causada por neuropatía óptica, cuando se bloquea el riego sanguíneo al ojo. Esto puede resultar en ceguera permanente.

Uveitis

El humo puede provocar uveitis que es una enfermedad grave que puede tener como consecuencia la pérdida completa de la visión afecta a la capa media de la pared del ojo, entre la esclerótica por fuera y la retina por dentro, que se inflama y afecta al iris y al cuerpo ciliar, provocando ojos rojos, dolor y problemas de visión.

Y todo esto no lo digo yo, lo dice la Academia de Oftalmología de Estados Unidos.

Fumar y las enfermedades oculares infantiles

Las mujeres que fuman durante su embarazo trasmiten toxinas peligrosas a la placenta, estas toxinas son potencialmente peligrosas para la formación del feto. Fumar durante el embarazo aumenta las probabilidades de muchos trastornos oculares a nivel fetal e infantil, además de otros graves problemas de salud. Entre estos trastornos se encuentran el estrabismo y el subdesarrollo del nervio óptico, que es una de las causas principales de ceguera en los niños.

Del mismo modo, las mujeres que fuman durante el embarazo tienen más probabilidades de dar a luz prematuramente; los bebés nacidos en forma prematura se enfrentan a un riesgo mayor de tener problemas oculares y patologías generales que los bebés que nacen desarrollados por completo. Estos problemas de visión de los bebés prematuros incluyen retinopatía de la prematuridad, una enfermedad que potencialmente puede causar ceguera.

Esperamos que ahora entiendas mejor los riesgos que fumar puede ocasionar a tu salud y a tu vista. Cualquier duda no dejes de preguntarme y te la resolveré.

El Óptico de Youtube

El Óptico de Youtube

Te trae el mejor contenido relacionado con la salud de tus ojos, no olvides suscribirte a la newsletter en la que podrás recibir información que desconoces sobre el mundo de la visión y seguirme en instagram, es aquí ⬇️ donde más activo estoy

INSTAGRAM

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.